lunes, 28 de agosto de 2017

A Todo Gas (Fast And Furious)

Este mes de agosto me vi las 8 películas de Fast And Furious. Había visto solamente la primera ya hace años, así que decidí ponerme al día. ¿Y qué quieren que les diga? En las últimas películas ya no sé si estaba viendo a unos chicos muy hábiles conduciendo o directamente a unos superhéroes.

Que venga Batman con su batmovil, si se atreve, que le voy a dar de lo lindo.

La saga de 8 películas (hasta ahora) se puede dividir claramente en dos partes. Por un lado están la primera y la cuarta, que es la secuela directa de la primera. La segunda se podría decir que es un spin-off centrado en el personaje del malogrado Paul Walker. La tercera es directamente un spin-off con otro protagonista.

La tercera película (A Todo Gas: Tokyo Rice) debe verse entre la sexta y la séptima, pues es ahí donde se sitúa cronológicamente en el desarrollo de toda la saga.

Y la quinta, sexta, séptima y octava constituyen una unidad en si misma con las incorporaciones entre otros de Dwayne Johnson "The Rock", Jason Statham o nuestra Pataky. Estos cuatro últimos films tienen además unas escenas de acción y persecución muchísimo más exageradas que las cuatro primeras, al estilo de las películas de Transporter. De hecho, como comentaba, más que hábiles conductores, Dom Toretto y su equipo parecen el equipo de los Mercenarios de Stallone o incluso superhéroes. Vamos, que no tienen nada que envidiarles a los Vengadores.

La guapísima Wonder Woman Gal Gadot también se deja ver en la cuarta, quinta y sexta peli.

Otra cosa que me ha llamado la atención es que Dom Toretto va haciendo como Songoku con sus enemigos: unirlos a él. Si Songoku incorporó a su grupo a Yamcha, Ten Shin Han, el hijo de Picoro o Vegeta tras enfrentarse a ellos... Dom Toretto va haciendo lo mismo con sus rivales. Y es que Vin Diesel tiene gancho!!

En todo caso, son una serie de pelis estupendas para pasar una tarde entretenido. Las escenas de persecuciones se ven casi sin parpadear. Ideales films para una tarde palomitera con la familia o los amigos. 

 Dom Toretto y su equipo: Los "Otros Vengadores" o la "Otra Liga de la Justicia".

sábado, 29 de julio de 2017

"La mochila de Up In The Air"

Up In The Air, interesante película desde un punto de vista sociológico.

Un tipo (George Clooney) directo y sin remordimientos es contratado por una empresa para viajar por todo el país e ir despidiendo a los empleados que ya no necesitan. Así los jefazos de la empresa no tienen que dar la cara ante sus empleados y los empleados tampoco tienen delante al responsable de su despido. El tipo pasa más tiempo viajando de un lado a otro que en su propia casa.

Anna Kendrick y George Clooney despidiendo gente.

En el mundo de la despersonalización y deslocalización del trabajo, esta premisa resulta muy lógica. Pero quiero centrarme en otra premisa de este film: "la mochila de George Clooney".

En un momento de la película Clooney está dando una charla en un congreso y habla metafóricamente de una mochila como lastre que nos impide avanzar o progresar en la vida.

Imaginémonos con una mochila en la espalda. Empezemos a meter todas nuestras cosas en ella: nuestros libros, discos y demás enseres, después toda nuestra ropa y después todos nuestros muebles... Nos sería imposible avanzar con tanto peso, ¿verdad? Ahora metamos también en esa mochila a todos nuestros amigos... Más imposible aún el avance...

Si queremos crecer y avanzar en la vida, cuantas menos cosas llevemos en nuestra mochila mejor. Porque al final todas nuestras posesiones son un lastre que nos encadena a nuestra casa y no nos dejan volar ni salir de nuestra zona de confort. Amigos cuantos más tengamos mejor, obviamente, pero tampoco debemos aferrarnos a ellos y sí permitirnos conocer nueva gente en otros lugares.


Como decía Jack Dawson en Titanic: "sólo tengo un par de dólares en mi bolsillo, este cuaderno de dibujo y aire limpio en mis pulmones". La mochila de Jack era muy ligera.


Así que, a quien ande un poco desorientado en la vida, quizás no le venga mal seguir un poco el consejo de George Clooney.

viernes, 30 de junio de 2017

Retiro... o no...

Hace unos días el actor inglés Daniel Day-Lewis anunciaba que se retira del cine. Su última película habrá sido Phantom Thread, que se estrenará próximamente y ha sido dirigida por Paul Thomas Anderson, quien ya lo dirigió en Pozos de Ambición (2007).

Sus 3 Oscar: Mi Pie Izquierdo (1990), Lincoln (2013) y Pozos de Ambición (2008).

Actor excéntrico donde los haya, es el único intérprete masculino ganador de tres Oscar como actor protagonista. ¿Pero realmente abandona el cine para supuestamente dedicarse a la moda como han dicho algunos medios?

Porque a decir verdad Day-Lewis ya había abandonado el cine en 1997 para trabajar como zapatero artesanal y regresó después en 2002 con Gangs Of New York. ¿Realmente se puede decir que un actor deja el cine cuando solamente ha rodado 11 películas en 25 años? Podríamos decir que "ha dejado el cine entre rodaje y rodaje de cada una de sus últimas películas". Seguro que dentro de algún tiempo volverá con algún buen papel en alguna otra buena película.

El Último Mohicano (1992), de Michael Mann. Mi película favorita de Daniel Day-Lewis.



Y desde aquí felicito también a la belle française Léa Seydoux, que el día 1 de julio cumple 32 añitos!! Joyeux anniversaire! Además de haber sido, a principios de este año, madre de un niño llamado George.

miércoles, 31 de mayo de 2017

Cuéntame: "tramas interruptus"

Finalizó la pasada semana la temporada de Cuéntame de este año. Mucho se ha hablado de la muerte de Miguel Alcántara y la consiguiente abrupta salida de Juan Echanove de la serie (según él mismo).

Pero no voy a comentar eso, sino unos detalles de los primeros capítulos de la temporada que me llamaron la atención y que me recordaron a Dexter!!!

Mencioné en su día que Dexter fue una serie que empezó muy bien y acabó muy mal con unas tramas que no sostenían por ningún sitio y por introducir personajes que no aportaban nada o cuyas potenciales tramas quedaban olvidadas. 

http://david-mulhollandd.blogspot.com.es/2013/ 

Pues esto último es lo que ha ocurrido en esta temporada de Cuéntame: dos tramas que podían haber sido muy interesantes y que, sin embargo, fueron atajadas y rematadas de una manera muy mala y anticipada; o lo que yo llamaré: "tramas interruptus".

Trama interruptus 1: María y el vecino pederasta.


El perverso vecino acosando a María


He aquí al susodicho. En los primeros capítulos los Alcántara se mudan a unos chalets en una urbanización (los Altos de San Genaro) y allí tienen un vecino muy amable con ellos, pero con unas intenciones más perversas con María. Ella, quizás haciendo uso de su instinto femenino, lo cala desde el principio y no se fía de él. Se lo cuenta a sus hermanos y gracias a una breve intervención de Inés y su nuevo novio, el vecino queda al descubierto y acaba suicidándose.

Yo pensaba que esta iba a ser una trama potente y que abarcaría toda la temporada, sin embargo la remataron rápidamente y de una manera muy poco elaborada. El vecino este era un personaje que podía haber sido un gran villano y haber dado mucho jugo y lo desaprovecharon totalmente.

Trama interruptus 2: Herminia y la maquiavélica monja de la residencia.


Herminia, la residencia y la monjita


Al principio de la temporada Herminia decide, de buenas a primeras y sin decirles nada a Antonio y Merche, marcharse de casa e irse a vivir a una residencia con su amiga Aniceta. Primero, esta decisión no se comprende conociendo a Herminia, porque ella siempre ha sido el pegamento de la familia. Y segundo, otra trama completamente desaprovechada que podía haber dado mucho juego. Simplemente Inés conoce a la monja y ve que no es trigo limpio y poco después Merche va allí y se lleva a su madre.

Pues yo pensaba que la monja esta iba a darles más guerra y que trataría de retener a Herminia a toda costa. Con las monjas hemos topado. Que se lo digan también a Nieves en esta misma temporada.

domingo, 30 de abril de 2017

Homeland

Recién terminada de ver la sexta temporada, he de decir que esta serie ha mejorado mucho muchísimo desde que Damian Lewis la dejó. Y no digo con esto que no me guste este actor o que lo hiciese mal en la serie. Quizás haya sido casualidad que haya mejorado sin él, puede que porque la ausencia de su personaje haya dado más consistencia a las tramas. Y es que la relación entre Carrie (Claire Danes) y Nicholas Brody (Damien Lewis) llegó a ser un poco empalagosa y pomposa para mi gusto.

Si pusiesen a esta chica a perseguir a los yihadistas en Europa, acababa con ellos en un pispás.

Las tres primeras temporadas están enlazadas en torno al personaje de Damian Lewis. Pero la cuarta, quinta y sexta tienen tramas independientes y mucho más atrayentes y emocionantes que la de las tres primeras.

 Peter Quinn (Rupert Friend) vino a sustituir el protagonismo en la serie de Brody. Y sin duda es un personaje mucho más cuidado e interesante.

En estas tres últimas temporadas podemos ver lo malvados y retorcidos que pueden ser los dirigentes gubernamentales, capaces de todo con tal de salirse con la suya. En esto recuerda también a la favulosa House Of Cards, de la cual ya estoy esperando con ganas su quinta temporada.


Dar Adal (F. Murray Abraham) y Saul Berenson (Mandy Patinkin) son los jefazos de la CIA. Por cierto, más conocidos como Antonio Salieri e Íñigo Montoya, respectivamente.



Lo más curioso de la sexta temporada es que aparece la actriz Elizabeth Marvel interpretando a la presidenta electa de Estados Unidos, la misma que interpretó a Heather Dunbar, la rival de Francis Underwood (Kevin Spacey) en House Of Cards en su lucha por la presidencia de los EE.UU. Mira tú por donde, lo que no consiguió en House Of Cards, sí lo ha conseguido en Homeland!!

Esto sí que son puertas giratorias. "No consigo ser presidenta de EE.UU. en House Of Cards... Pues ala, lo soy en Homeland!! Y mi jefe de gabinete es un CSI de CSI Nueva York. ¡Toma ya!"

viernes, 31 de marzo de 2017

Underworld: Guerras de Sangre

Y Kate Beckinsale vuelve a enfundarse por cuarta vez su embutido traje de cuero negro. Una actriz que parecía que iba para firme estrella de Hollywood y parece que se ha quedado ahí un poco estancada...

Kate sigue igual de sexy y sugerente con ese traje y la chupa.

La primera, Underworld (2003), estaba bien, entretenida. Nos mostraba una guerra en el mundo actual y desde tiempos inmemoriales entre vampiros y hombes lobo. Con una estética oscura y una fotografía azulada la peli tenía buen empaque. 

La segunda, Underworld: Evolution (2006), era una continuación de la primera y cumpía su papel de más entretenimiento y además expandía y explicaba el universo de personajes creado por la primera. 

La tercera, Underworld: La Rebelión de los Licántropos (2009), era una precuela que transcurría siglos antes de la primera.

La cuarta, Underworld: El Despertar (2012), es la continuación de la segunda y fue completamente infumable. Además los productores la mutilaron en la sala de montaje dejándola en tan sólo unos 75 minutos.

Con esta quinta película, Underworld: Guerras de Sangre (2016), supongo que habrán querido enmendar un poco el desaguisado hecho con la cuarta, pero tampoco es que lo hayan arreglado mucho. La película es mala también, no obstante es mejor que la cuarta. Espero que dejen ya la saga tranquila porque tampoco hay mucho ya que exprimir. Quedémonos con la primera.

En esta quinta peli Kate luce un abrigo de pieles blanco un poco al estilo Cruella De Vil.

lunes, 20 de febrero de 2017

La Familia Bélier

Ayer domingo fue un día curioso porque por la tarde Tele5, en vez de emitir los típicos telefilms cutres basados en hechos reales, emitió la película francesa La Familia Bélier, que hubiese sido más típica de la programación de La 2.

La Familia Bélier al completo.



Excelente comedia dramática sobre una familia de sordomudos donde la hija, Paula, es la única que puede oír y se convierte en fundamental en la comunicación de la familia. Paula es interpretada por Louane Emera, una joven francesa que participó en un programa de esos para jóvenes promesas de la canción. Louane, además de cantar estupendamente, tiene, por cierto, un ligero parecido con Chloë Moretz.

¿Soy yo el único que le ve un pequeñín parecido con Chloë Moretz?

Celebro además el gusto de Louane Emera por las botas Dr. Martens, pues se pasa toda la película calzando un par de color granate de esas míticas botas.


Resulta difícil no emocionarse cuando Paula está cantando en el concurso musical y empieza a traducir en lenguaje de signos para sus padres y hermano.




Película buena buena donde las haya.