miércoles, 30 de noviembre de 2016

Zoolander: Hay cosas más imortantes que ser guapísimo

Como decía Zoolander, "en la vida hay cosas más imortantes que ser guapísimo" jajaja

Esta es una de las variadas frases que nos dejó Ben Stiller en la comedia Zoolander, donde banaliza todo el mundillo de la moda, la superficialidad y el postureo y la obsesión de la sociedad con que todo/as seamos guapos/as.


Pero recuerdo que cuando vi esta película me puse a pensar algo que realmente siempre me he preguntado:


¿Qué se siente al ser guapo/a y/o atractivo/a? 

Y aquí con “guapo o guapa” me refiero a ese tipo de belleza que con solamente ver a esa persona exclamas: ¡dios, qué guapo/a es!

Y no hablo sólo de gente famosa (actores, actrices, modelos, cantantes, presentadores de TV, etc), sino también de gente que hemos conocido en nuestras vidas: chicos y chicas muy guapos/as, que destacan por su belleza y consiguen ligar con gran facilidad. De hecho, no tienen que hacer nada, los pretendientes van a ellos/as.

No es por envidia (y si lo es, que sea de la sana), sino por curiosidad máxima.

-   ¿Qué se siente al llamar la atención por tu físico vayas donde vayas?
-     ¿Qué se siente al saber que algunas personas se quedan mirándote pensando o “admirando” lo guapo o guapa que eres?
-    ¿Qué se siente sabiendo que gustas a mucha gente por tu físico?
-     ¿Esta gente se cansará a veces de ser guapo/a?
-  ¿Le dan mucha importancia a su físico o no lo valoran tanto como las personas que desearían ser así?
- ¿La gente guapa realmente es consciente de que es guapa? Yo supongo que sí, porque si tienen muchos pretendientes detrás, por algo será. Y ellos/as mismos/as se encargarán de decírslo o hacérselo ver.

Me pregunto si la vida será más fácil siendo guapo/a. Es evidente que siendo guapo/a tiene que ser más fácil seducir y ligar. Poder gustar a primera vista, ligar facilmente, enamorar a una persona sin esfuerzo. Pero ¿también ayudará para conseguir un trabajo o hacer amigos/as?

Todos conocemos también el tópico de que “la auténtica belleza está en el interior”. Pero el interior no se percibe a primera vista, hace falta acercarse y conocer a la persona. No se liga en una discoteca o por la calle gracias al interior.

También es cierto que por muy guapo/a que se sea, si también eres un/una  borde o maleducado/a, no triunfarás mucho a largo plazo. Pero el ser borde o antipático se puede corregir, el no ser guapo/a no!

Cierto es también que a lo largo de mi vida he tenido la ocasión de conocer gente no muy agraciada que consigue tener cierto éxito amoroso. Quizás aquí entra en escena el concepto psicológico de la autoestima, que es fundamental. Porque si no nos queremos nosotros mismos, ¿quién nos va a querer?

También creo que una mujer que no sea guapa, puede “ponserse guapa” arreglándose un poco: es decir, con un vestido bonito y algo maquillada y bien peinada, por ejemplo. Los hombres somos personas muy visuales.
Por el contrario un hombre no guapo lo tiene mucho más difícil porque no puede “arreglarse”. Tendrá que recurrir en tal caso a la famosa “labia”: ser muy parlanchín y saber venderse. Y para eso se requieren técnicas de habilidades sociales que sólo algunos hombres dominan.

En fin, creo que moriré sin que alguien me diga qué se siente siendo guapo jaja Y este post de hoy parece más un inicio de ponencia para una clase de coaching, que está de moda ahora.